La elección de la almohada adecuada a cada persona es fundamental para un buen descanso, ya que es un producto muy personal.

Dependiendo del peso, anatomía e incluso conducta de quién descansa, las almohadas con sus distintos materiales y propiedades ayudan a satisfacer el descanso más reparador.

Pero las almohadas no sólo producen una respuesta ténica y terapeútica a nuestro sueño, sino que también son un producto en contacto con nuestra piel que precisa del tacto más delicado y acogedor.

En este sentido el hotel blu en almansa dispone de una gama de almohadas para que el tacto de la piel se convierta en una delicada sensación con una profunda capacidad relajante, porque LA CALIDAD DEL SUEÑO INFLUYE EN LA CALIDAD DE VIDA.

En el hotel blu almansa contamos con almohadas:

– VISCOLASTICA: De calidad 100 % y con una densidad de 55 kg/m/3 tiene propiedades suficientes como para prevenir y reducir los dolores de cabeza y descargar la presión de la zona cervical. La sensación al utilizarla es de total ingravidez.

– LATEX: Posee una gran resistencia al hundimiento y un tacto suave muy adaptable al cuerpo, su firmeza media-alta es aconsejable para quién no soporte almohadas duras y le guste una acogida suave que elimine la presión sobre los músculos al dormir.

-PLUMÓN: Las almohadas de plumas son suaves, lijeras y sobre todo naturales. La pluma lleva una pequeña caña o parte sólida rodeada de filamentos que se entrelazan entre sí formando cámara de aires que aislan del frío y del calor.

El departamento de pisos os desea….!!!FELICES SUEÑOS!!!