Son muchos los castillos que fueron propiedad de Juan Pacheco, primer Marqués de Villena, personaje muy popular en la actualidad televisiva por su retrato de malo, malísimo en la serie Isabel. Hoy te invito a descubrir tres de ellos, imponentes todos, separados por menos de una hora en coche: los castillos de Almansa, Villena y Chinchilla de Montearagón. En su momento, reconstruidos por Juan Pacheco.

El CASTILLO DE ALMANSA (como almanseña que soy, empiezo por mi favorito).  Fortaleza árabe del siglo XII, fue reconstruido en 1452 por Juan Pacheco quien lo dotó de la morfología actual con la construcción de la Torre del Homenaje (no puedes perderte las impresionantes vistas que contemplarás desde ella: la comarca de Almansa y el Mugrón). Construido sobre el cerro del Águila, ofrece su imponente majestuosidad a todos los visitantes de Almansa.

A los pies de sus escaleras descubrirás la preciosa Plaza de Santa María donde se ubican la entrañable Fuente de los Patos, la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción y el Ayuntamiento. Te recomiendo que te sitúes justo detrás de la Fuente de los Patos, mirando al Castillo y obtendrás una de las fotos más bonitas de Almansa.

Constituye esta plaza, el marco inigualable donde se desarrolla la Embajada Mora Nocturna, (el 2 de mayo), acto estelar que no te puedes perder, dentro de las espectaculares Fiestas Mayores.

EL CASTILLO DE VILLENA. Toma la A-31 sentido Alicante y, a tan sólo 20 minutos, te adentrarás en Villena. Dirígete al Centro de Recepción de Visitantes y disfruta de una maravillosa visita guiada al CASTILLO DE LA ATALAYA. Descubrirás en ella mil y un detalles de su historia y de su peculiar arquitectura musulmana y cristiana; te explicarán que fue Juan Pacheco, primer Marqués de Villena, quién mandó realizar una profunda ampliación de la fortaleza, levantando las dos plantas superiores de la torre del homenaje y construyendo el antemural.

Y ya que estás en Villena, acércate al Museo Arqueológico José María Soler y contempla uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes de Europa, el famoso Tesoro de Villena, de más de 3.000 años de antigüedad. Merece la pena.

El CASTILLO DE CHINCHILLA DE MONTEARAGÓN. A unos 30 minutos de Almansa por la A-31, esta vez sentido Madrid, divisarás a la derecha, en lo más alto de un cerro, este singular Castillo que domina el municipio y sus alrededores. Solo se puede visitar el Castillo en su parte exterior ya que se están realizando obras de restauración en su interior, pero te aseguro que el paseo te va a gustar. Su impresionante foso, de 25 metros de profundidad, tallado en la roca, traslada de inmediato la imaginación a una cruenta batalla medieval…

Y, cómo no, fue “nuestro Juan Pacheco” quién lo terminó de construir sobre otra fortificación árabe. Como curiosidad te cuento que, durante la primera mitad del siglo XX, albergó un penal donde los presos sufrieron muy duras condiciones de vida.

Me parece una bonita forma de descubrir tres localidades: a través de sus CASTILLOS.

Como punto de partida te propongo que te alojes en Almansa, en el fabuloso Hotel Blu****, donde hemos preparado una oferta especial para los amantes de los castillos. RESERVA YA (967 340009) y disfruta del legado de Juan Pacheco, primer Marqués de Villena.

Narcisa Cantero
Directora Hotel Blu****